Rubén Cárcamo Bourgade

sábado

6.- Bailando con pantuflas


Aquí debo aclarar que estábamos bailando con pantuflas y para no latear con esos pompones voy a hacer como que pienso cosas importantes.
Neruda, Borges eran funcionarios de la Biblioteca Nacional. ¿Si?- ¿Habrán desempeñado ese empleo? En una biblioteca se puede escribir. Nadie tiene muy claro cual es la función que se ejerce. Porque de seguro, no es leer. Se pueden sacar las cuentas por pagar al mes y cachar que el banco me está robando; como sospecho hace rato. Pasar en limpio los poemas. Soñar con Vallejo. Incluso hacer siesta. En una de esas se me ocurren Las Ficciones, otras fiestas. Podría recibir a mis amigos en la salita de lectura. Fumar mi puro en un viejo sillón de cuero con los resortes a la vista, perdido en las alturas de las estanterías. Parece el lugar adecuado. Podría armar otro modelo para desarmar a lo Cortázar. Volver a leer a Amado Nervo. Incluso su antología completa; lo cual sería como una defunción privada para ver El Manto Sagrado con Víctor Mature. Pienso en la verborrea de Rubén Darío. Volver a caminar Sobre Héroes y Tumbas. Decirle al cura Valente que no se puede esperar a que surja un poeta con El Gran Canto que espera la Humanidad; palabras con las cuales él entorna los ojos como si lo estuvieran levitando.
...O morir ciego. Pero todo eso se mató cuando inventaron la carrera de bibliotecología.
- Se acaba la canción.
O morir ciego. . .
- Bailas como siempre.

Por primera vez en mi vida
tengo a alguien que me necesita
Alguien a quien esperé por tanto tiempo
Por primera vez no tengo miedo 

y puedo ir donde la vida me lleve
y de algún modo sé que seré fuerte

Por primera vez puedo tocar 
lo que mi corazón sueña
mucho antes que alguien como tú
pueda hacer mis sueños realidad

Por primera vez en mi vida 
no me dañará la tristeza
como antes lo hizo
Por primera vez tengo a alguien que no me abandonara
no estoy solo

Por primera vez puedo decir: Esto es mio 
y tú no te lo puedes llevar
Mientras que tengo Amor 

Sé que puedo hacerlo
Por primera vez en mi vida tengo a alguien que me necesita.