Rubén Cárcamo Bourgade

domingo

CARTA AMISTOSA


Estimados amigos:

Ya que estamos de convocaciones. Los convoco a una reflexión. Ustedes saben que este blog siempre ha estado por la libre expresión en cualquiera de sus formas y propugnando los cambios que se pretendan así es que voy a opinar a tiro de escopeta a raíz de unos correos que me están saturando la pantalla.

Hace ya un tiempo se ha abierto un intenso debate por los gravísimos problemas en la educación. El diagnóstico está emitido hace décadas por entendidos, sesudos, eruditos e ilustrados, pero nunca por los que pagan; por lo cual atendida mi situación de cliente demando mi metro cuadrado para opinar.

Nunca me pareció muy sano aquello que llamaron “municipalización” pero se nos incriminó como se estila históricamente en nuestra república; con un Decreto ...el que admitimos calladamente. Algunos se dieron cuenta a medida que sus hijos iban ingresando a los colegios, otros - como yo -repugnaron de ello porque su familia, devenían de lo que hoy se denomina con una palabra ridícula: “aspiracional” (estado de vida del que sólo vive el mercado y los drogos) Otros, aún no saben con la chichita que se están curando pues aún no nacen sus críos.

Pero mi familia - incluyendo sus ovejas uniformadas - era de raigambre republicana, o sea repugnaba de monarquías, aristocracias, oligarquías, exaltaba los valores cívicos y repudiaba la corrupción. Esta última palabrita, mi abuela - profesora al fin y al cabo como una de mis hermanas - la resumía en una sola palabra: decencia mi niño. Hay que ser decente. Siempre.

Me eduqué gratis, es más, recibí beca y no por inteligente si no por pobre. Sin la decisión, de un estado al que le importaba más la nación y menos las cifras macroeconómicas... hoy no andaría de arquitecto por la vida, sino que hubiera muerto por un accidente en la construcción, la mina, el mar o por el tedio insufrible de algún banco… al cual tenía acceso por pituto familiar o alcoholizado. Así es que agradézcanle al viejo estado chileno, el que me puedan encontrar entre sus amigos, hacer asados, salir a copetear, amarlos y balancearlos en esta cuestión que le llama feibuk. Me impacta que muchos en igual historia a la mía despotriquen contra la marcha por la educación y hayan olvidado todo lo que la nación les entregó...gratis... La decencia indica; a lo menos,  callar.

Soy hijo de la República democrática de Chile y cuando entré a la U. tenía clarito que debía devolver lo entregado por la nación, al país. Lo hice activamente y - sin discursear - durante 12 años ...tengo lindos recuerdos de aquel tiempo ...si les contara...

Era un hijo del país en comisión de servicio universitaria. Un recluta de la patria. Y no un hijo de dios, legionario de Cristo, ni de los últimos días, ni nada que tuviere que ver con la educación privada. A pesar de mi invariable fe en dios nunca quise mezclarme con esa educación elitista que en esos tiempos era de calidad inferior a la pública y de la cual lucraban mis queridos sacerdotes...creo que para sus obras sociales. Mis primos egresados de esas escuelas, entraba por solicitud verbal ante el episcopado a la UC. Se los cuento para que vean cómo ha cambiado la cosa.

Asistimos a la microfisuración para unos, desplome para otros -  ojala  - de un modelo económico que nos tiene turulatos, cabizhundidos y sumisos, en el cual subyace la violencia y un odio que nos aflora en situaciones como esta y de la cual ya conozco el final:    Sálvese el que pueda.    El modelito requiere algo más que un ajuste, pues apesta desde su concepción ideológica; lo cual no necesariamente exige su abolición absoluta ni su eliminación pero se demanda algo más que unos bonos de lo mismo. Mis amigos queridos, no pueden reducir los problemas de la educación a un problema de costos...

Tengo la sensación que ninguno de ustedes, con la honorable excepción de mis amigos docentes y académicos, entienden de esta cuestión: poco o nada, pero se sienten - será porque también son clientes al igual que yo, que tampoco entiendo mucho - con la libertad de opinar a diestra y siniestra.

A Diestra y Siniestra les cabe el honor de haber enviado este país al despeñadero hace cuarenta años atrás por confundir peras con manzanas, a comunidades con comunistas y hermanos con humanoides o aimaras con camélidos en evolución como me lo recordó hace días Fernando. (Quitándoles la condición de personas es más fácil eliminarlos.)

El tema es LA EDUCACION. Pero ha brotado el anticomunismo enfermizo, al antisionismo macabro, el antifascismo decimonónico, el antiderechismo setentero, el antizquierdismo post II guerra mundial, aparecieron los antidemocráticos, (por allí escuché a uno pidiendo que los militares salgan a las calles) como si fueran de su propiedad… y hasta anticlericales. Sí;  también los antipáticos con denominaciones peyorativas. Yo, para no ser menos, me declaro anti-cipado. Por lo cual les anticipo; paren de enviar correos que no redactan ustedes ...porque son insidiosos y ustedes no lo son ... porque son sediciosos y ustedes no lo son ... porque son perversos y ustedes no lo son, a menos claro está, que deseen lesionar esta larga amistad. Más de alguno, a pesar de nuestro cuero de diablo viejo, saldrá herido, porque la lucha por la educación también lo es por la dignidad del estamento docente.

Nuestros jóvenes no han hecho más que tomar las declaraciones en campaña de nuestro presidente cuando les solicitó creer en los ideales, participar, luchar por sus convicciones. ¡Pero si los invitó a tomarse el país!...No se olvidaron y en eso están; luchando por sus derechos políticos.   Difícilmente pudimos hacerlo nosotros ocupados en sobrevivir pagando largos créditos porque le vendimos nuestra alma al banco. Bueno;  el presidente ni adivinó cómo se le venía la mano, pero adivino; no es.

Opinen y discrepen, pero respetemos a los que luchan por LA EDUCACIÓN, es todo lo que está en juego, sobre todo a los docentes. Y no los denostemos con argumentos torcidos que nos desvían del foco de atención, tratándolos como enemigos, masa que no entiende, acarreados, violentistas. No hay que desenfocarse. No hay que permitir que nos distraigan de los verdaderos argumentos. Si se logra solucionar, también se habrán solucionado los problemas de sus hijos.

Ninguno de ustedes lucra, ninguno de ustedes está por la violencia, ninguno de ustedes quiere hijos mal educados. Todos ustedes quieren que les pregunten antes de tomar una decisión que influirá en sus vidas... ¿Por qué entonces no pedir el plebiscito como instancia deliberadora? ... ¿Por qué no ampliar las opciones?... Hacer crecer nuestra libertad...

Hay un gobierno en dificultades al cual le tocó este drama del cual son responsables todos los gobiernos desde los tiempos de la municipalización, pero la democracia es como el juego de la biroca; al que le toca le toca. A lo hecho;  pecho ...fuerte y derecho...

Y alegrémonos porque nuestra juventud está para grandes cosas, al menos ellos han dejado de comulgar con ruedas de carretas, esas mismas que a nosotros nos obligaron a tragárnoslas. (AFP, ISAPRES, AGUA, ENERGIA, TRANSPORTE, REPRESAS, BANCOS, RETAIL... uffff...)

Y ellos, los jóvenes, están aquí.... para construir su futuro y ese futuro amigos, se hace en las aulas, los espacios de debate, los patios de las escuelas, las calles libres y los hogares;
...no se hace vía e-mail...